Las Reinas2018-09-27T09:57:48+00:00

Esposa de Ramsés II, Nefertari poseía una brillante mente política que la hizo responsable de evitar lo que pudo haber sido la destrucción de la potencia egipcia tal y como la conocemos hoy día.

A pesar de empezar como una esposa más del harén de Ramsés, pronto se ganó el liderazgo del mismo, asumiendo un papel político: Señora de todas las tierras, Esposa del Dios, Princesa heredera y el título único y simbólico de “Por la que brilla el sol”.
Tal fue su valía y reconocimiento, que fue deificada en vida.

La gran muestra de su influencia e importancia en el reino fue su participación en la paz con el imperio hitita. Cuando las dos potencias del momento estaban inmersas en hostilidades, Nefertari consiguió, carta a carta, la paz con el imperio vecino.

Sus comunicaciones con el el emperador hitita Hattusi III y su esposa desembocaron en el “Tratado de paz perpetua”.

“Luego la reina le regaló a Salomón tres mil novecientos sesenta kilos de oro, piedras preciosas y gran cantidad de perfumes. Nunca más llegaron a Israel tantos perfumes como los que la reina de Saba le obsequió al rey Salomón.”

La realidad y la leyenda se mezclan en la historia de Nikaule, la reina de Saba. Lo cierto es que esta reina etíope visitó al mítico Rey Salomón y tal era la importancia de esta mujer y de su visita al rey judío, que queda constancia de ella tanto en la Biblia como en el Corán.

La reina Nikaule, que ejercía su poder en el rico reino de Saba, había oído hablar de la increíble sabiduría del rey Salomón. Tal era la fama, que quiso ir a verificarlo personalmente con una serie de difíciles preguntas.

Salomón respondió a todas las preguntas y entre ellos surgió algo más que una amistad, volviendo Nikaule a Saba y dando a luz a Menelik, hijo primogénito de Salomón y primer emperador de Etiopía.

Detrás de sí, dejó en Israel el mayor tesoro que jamás se había visto hasta entonces.

“Luego la reina le regaló a Salomón tres mil novecientos sesenta kilos de oro, piedras preciosas y gran cantidad de perfumes. Nunca más llegaron a Israel tantos perfumes como los que la reina de Saba le obsequió al rey Salomón.”

La realidad y la leyenda se mezclan en la historia de Nikaule, la reina de Saba. Lo cierto es que esta reina etíope visitó al mítico Rey Salomón y tal era la importancia de esta mujer y de su visita al rey judío, que queda constancia de ella tanto en la Biblia como en el Corán.

La reina Nikaule, que ejercía su poder en el rico reino de Saba, había oído hablar de la increíble sabiduría del rey Salomón. Tal era la fama, que quiso ir a verificarlo personalmente con una serie de difíciles preguntas.

Salomón respondió a todas las preguntas y entre ellos surgió algo más que una amistad, volviendo Nikaule a Saba y dando a luz a Menelik, hijo primogénito de Salomón y primer emperador de Etiopía.

Detrás de sí, dejó en Israel el mayor tesoro que jamás se había visto hasta entonces.

Pasó a la historia por subyugar y tener descendencia con dos emperadores romanos tan importantes como Julio César y Marco Antonio, pero su poder y habilidades fueron mucho más allá.

Descendiente directa de Ptolomeo, uno de los generales principales de Alejandro Magno, gobernó Egipto como reina hasta que su muerte desembocó en la conversión del país en una provincia romana.

Su acceso al trono fue difícil, teniendo que pugnar primero con su hermana mayor y luego con su hermano. La ayuda de Roma fue vital, y propició una relación amorosa con el gran Julio César, que dio lugar a descendencia.

Más adelante, conquistó a otro emperador, Marco Antonio, con quien también tuvo descendientes.
Esta superviviente de los entresijos del poder fue también comandante naval, lingüista y escritora médica. Genio y figura hasta el momento de su muerte, que eligió ella misma dejándose morder por una serpiente venenosa.
Una mujer universal que se ha mantenido como un icono hasta nuestros días.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies